Saltar al contenido →

Dos reseñas de “Aviones…”

Felipe Restrepo Pombo escribe sobre Aviones sobrevolando un monstruo en la Revista de la Universidad:

Este libro es, también, la bitácora de un lector voraz. Cada uno de sus ensayos está plagado de referencias bibliográficas. Estas lecturas —hay que decir que son extremadamente disímiles— lo acompañan a lo largo de sus días. Parecería decirnos que la vida no se puede entender sin libros o, mejor, que la lectura y la escritura son las que le dan sentido a su existencia. Aviones sobrevolando un monstruo es una carta de amor al lenguaje. Y es, también, un ejercicio extremo de escritura. El autor se observa bajo el lente implacable de las palabras. Pocos tienen la valentía de examinarse con semejante detalle y publicar el resultado, sin duda doloroso. Ésta no es una biografía ni sólo un testimonio: es un brillante intento por hacerse preguntas fundamentales sobre el sentido de estar vivo. No hay respuestas, eso sí: hay una mirada lúcida y brillante sobre el hecho —tan azaroso— de habitar este mundo.

Y en el Babelia, Juan Carlos Galindo apunta:

Es una obra sensorial, llena de paisajes sonoros, mugre, aviones, sitios cerrados y espacios inmensos. Pero no es un libro amable, no aspira a serlo, menos aún cuando planta cara al dolor, lo mira de frente, escarba en él. Tampoco cuando el autor recuerda sus etapas de vana impostación. Para que todo esto no sea un ejercicio de autocompasión u otra muestra de exhibicionismo autoficcional hace falta una sólida armadura literaria. Y Saldaña la posee.

Publicado en Uncategorized